Los Dres. García Soler, Javier y José María, comienzan su camino en la Odontología en el año 2005. Tratan a pacientes en diferentes clínicas al tiempo que asisten a cursos especializados (Master), acumulando experiencia en dar una solución integral odontológica a sus pacientes.

En Marzo de 2008 crean su propia clínica en Coslada situada en la calle Méjico, y gracias a su implicación y saber hacer, unos meses después inauguran una segunda clínica en la avenida de la Constitución, también en Coslada.

En Septiembre del 2009, a los conocimientos previos y la experiencia adquirida en odontología se suma también el conocimiento en la gestión de clínicas dentales, lo que hace que inicien con gran ilusión un nuevo proyecto, creando el Servicio de Odontología y Cirugía Maxilofacial del Hospital de la Beata María Ana en Madrid.

En octubrede 2013 inician una nueva experiencia en el campo de la odontología hospitalaria creando el Servicio de Odontología y Cirugía Oral del Sanatorio Sagrado Corazón de Jesús en Valladolid.

En septiembre de 2014 con todas las clínicas consolidadas expuestas anteriormente inauguran un nuevo Servicio de Odontología Hospitalaria Integral en la Clinica Santa Elena en Madrid.

En la actualidad con las cinco clínicas ya consolidadas, Javier y José María García Soler tienen nuevos proyectos en el horizonte. Sin ninguna duda todo esto ha sido posible gracias a su esfuerzo y al de todo el equipo humano que trabaja con ellos, y por supuesto gracias a la confianza depositada por los pacientes tratados en nuestras instalaciones, nos sentimos orgullosos de haber dado la mejor solución y el mejor tratamiento bucodental a más de 20.000 pacientes.

 

Filosofía

Nuestro objetivo es acercar al paciente la seriedad y el rigor hospitalario ofreciendo unos tratamientos odontológicos de máxima calidad. Somos un centro de referencia en el campo de la Odontología Hospitalaria.

Ofrecemos al paciente una información honesta y profesional sobre su patología y le recomendamos la mejor opción respecto al tratamiento a realizar, indicándole sobre las expectativas razonables respecto al resultado final al concluir el tratamiento.

Consideramos que una salud bucodental óptima (Tratamiento Integral) supone aunar dos factores; el estético, y mucho más importante, el aspecto funcional, ambos llevan al bienestar general del paciente que es nuestra prioridad.